Capilla de San Bartolomé

            La capilla de San Bartolomé, sede de nuestra querida Hermandad, se encuentra ubicada en la calle San Juan Bosco, antigua Vereda del Carmen, en el solar que antaño ocupaba el antiguo hospital dedicado al mismo Santo Apóstol y cuyos inicios se remontan a los albores del siglo XVI, con una historia de cuatro siglos y medio tras él. En este enclave ha residido nuestra corporación desde sus inicios, que recordemos que es el resultado de la fusión de cuatro hermandades a lo largo del tiempo: San Bartolomé (1.568), Santa Cruz de Jerusalén (1.586), Concepción y Santa Bárbara (1.589) y Encarnación (a principio del siglo XVII). Al principio, en un pequeño oratorio o capilla dentro de la institución hospitalaria, para más adelante labrar la capilla actual como veremos a continuación.
            Es por ello que la historia de la Hermandad siempre ha ido de la mano formando parte del Hospital de San Bartolomé. Aunque del edificio original no queda nada pues, tras ser declarado en ruinas durante el siglo XVII, fue demolido, elevándose en el lugar la capilla actual costeada por la cofradía.

            Se trata de una capilla de pequeño tamaño cuya construcción se inició a finales del siglo XVII. Presenta tan solo una portada, que ocupa casi la totalidad de la única fachada, situada  los pies del templo. Posee una única nave de cajón, como suele ser habitual en los templos de los conventos y hospitales. Su superficie se dispone bajo bóveda de cañón dotada de lunetos entre los arcos fajones. El presbiterio se cubre mediante una sencilla bóveda de media naranja con linterna ciega.

            Portada: El vano, de buen tamaño, tiene forma casi rectangular, con un ligero arco en la línea superior, escoltado por dos sencillas pilastras que soportan un frontón partido. En el centro de este vemos un retablo cerámico que representa a Jesús Nazareno, titular de la Hermandad pintado por Fidel Villarroel López (década de 1.920). Remata el conjunto un pequeño frontón recto y una sencilla espadaña, añadida en el siglo XIX, situada en uno de los laterales de la cubierta.

             Interior: Comenzamos a recorrer la capilla por el muro de la epístola y continuaremos en el sentido contrario a las agujas del reloj.
Entrando, a la derecha, encontramos en la pared un cuadro que representa a Jesucristo orando en el huerto, de autor desconocido y donado por la familia Ugart Benavides en el primer cuarto del siglo XX. Así mismo y bajo éste, una placa de mármol donde se reproduce la carta de pago que el escultor Marcos de Cabrera emitió a la Hermandad por la hechura de la Sagrada Imagen de Ntro. Padre Jesús Nazareno (20 de marzo de 1597), y que fue colocada en dicho lugar como conmemoración y recuerdo del IV centenario de su llegada a Utrera (1997).

Un poco más adelante, podemos apreciar la magnífica cruz de carey, plata y nácar, (s. XVII) que ya estaba en poder de la Hermandad cuando se construyó el actual edificio y que podemos considerar cómo el enser procesional más antiguo de las Hermandades de Penitencia de nuestra localidad.

A continuación, nos encontramos una puerta de grandes dimensiones que da paso al antiguo almacén de la casa vieja y que en sus tiempos albergó un retablo en el que se veneraba una antigua imagen de San Juan Evangelista (altar e imagen, desaparecidos en la actualidad)

            Siguiendo con el recorrido, colocado sobre una pequeña ménsula de madera labrada, encontramos una pequeña imagen de Niño Jesús que se venera con la advocación de Jesús de la Salud (obra contemporánea del imaginero utrerano Luciano Galán).  

            La zona del muro de la epístola más cercana al presbiterio está ocupada por el retablo de Santa Catalina de Alejandría. Barroco de principios del XVIII, sin dorar, la imagen de la titular es del último tercio del siglo XVI, reformada posteriormente en el siglo XVIII. Procede seguramente de la capilla del hospital de Santa Catalina que se encontraba en la calle de los Negros, extinguido a finales del siglo XIX. La imagen de la santa está representada en el retablo portando una gran espada en su mano derecha (simboliza su decapitación), la rueda con cuchillas tras ella y la palma del tormento en la mano izquierda.

            Retablo mayor: Situados ya ante el retablo mayor, comprobamos que se trata de una estimable obra barroca, cuya autoría era dudosa hasta su última restauración, llevada a cabo entre 2.003 y 2.009 por Enrique Gutiérrez Carrasquilla, en la que apareció en una de las columnas el contrato para la hechura del retablo a nombre de Bernardo Lorenzo González. No se ensambló el retablo “de un tirón”, debido a motivos económicos, comenzando en el año 1.702 y finalizando en 1.723 gracias a las limosnas y donativos de hermanos, feligreses y devotos.

El retablo se articula en dos cuerpos de tres calles cada uno separados por columnas salomónicas. En el primer cuerpo aparece, presidiendo la hornacina central del mismo, la Sagrada Imagen de  Ntro. Padre Jesús Nazareno flanqueado a su derecha por la imagen del San Juan Evangelista y a su izquierda y San Marcos Evangelista. Completan la iconografía del retablo en el segundo cuerpo, la imagen de San Bartolomé, con el puñal del martirio en la mano, y los evangelistas San Mateo y San Lucas, a derecha e izquierda respectivamente de San Bartolomé.

Hemos de destacar que en el lado derecho del presbiterio recibe culto desde hace unos años la Santa Cruz de Jerusalén, representada en nuestra cruz de guía procesional.

            Seguidamente, pasamos al muro del evangelio, donde nos encontramos junto al presbiterio el retablo del Señor de la Oración en el Huerto, de hechura muy parecida aunque no idéntica al frontero de Santa Catalina. Es igualmente de estilo barroco, de principios del XVIII, sin dorar, con la madera en su color y se considera que su origen pueda ser el mismo que el de la Santa.

            A continuación, nos encontramos el retablo de Nuestra Señora de las Angustias. El mismo llegó a la capilla también en el siglo XIX procedente de la capilla de Santa Catalina o de los Milagros de la calle los Negros (actual Ramón y Cajal). Presenta pinturas laterales de San Crispín y San Crispiniano, patronos del gremio de los zapateros.

            Al final de este muro, encontramos un lienzo de “falsa pared” o puerta que comunica la capilla con las dependencias anexas de la Casa Hermandad, así como otra puerta pequeña que la comunica con las salas de mayordomía y venta de lotería y recuerdos, atención a hermanos, etc.

            Finalmente, destacar que al inicio de ambos muros, encontramos dos hornacinas de pequeño tamaño que albergan dos pequeñas imágenes o réplicas del Señor y su Stma. Madre.

Curiosidades:

  • Hasta principios del siglo XX, la capilla poseía un coro en la parte alta de la entrada. El mismo fue suprimido por tener que agrandar la puerta de salida al aumentar el tamaño de los pasos.
  • En el muro de la epístola, en el lugar que ocupa la puerta frente al altar de la Virgen, existió un altar en el que se veneraba una antigua imagen de San Juan Evangelista. La misma hizo estación de penitencia con la Hdad, sólo en su paso o acompañando a la Stma. Virgen e incluso, ya en sus últimos años de existencia, adaptado cómo “apóstol Santiago” acompañando al Señor de la Oración. No se conserva en la actualidad debido al mal estado de conservación que presentaba la imagen, pero la Hermandad conserva testimonios gráficos.
  • En el lugar que ocupa el altar de la Stma. Virgen, se labró un hornacina a principios del s. XVIII que albergaba a la Imagen de La Divina Pastora de las Almas (actualmente en la Parroquia de Santa María), cuya hermandad se fundó en nuestra capilla. Ambas hermandades convivieron más de un siglo en San Bartolomé. Actualmente, se conservan partes de las pinturas murales que decoraban dicho camarín.
  • El camarín y sacristía tras el altar mayor, no es originario de la capilla. Fue construido por la Hermandad en los años 60 del pasado s. XX, gracias a la donación de terrenos colindantes a la trasera del templo.
  • En la portada, en el lugar donde se encuentra el azulejo o retablo cerámico del Señor, existe una hornacina que albergaba una imagen de bulto del titular de la capilla, San Bartolomé Apóstol.
Escudo

Real e Ilustre Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno, Sta. Cruz de Jerusalén, Sagrada Oración de Ntro. Señor Jesucristo en El Huerto, Ntra. Sra. de Las Angustias, de la Inmaculada Concepción, San Bartolomé Apóstol y Santa Bárbara

CAPILLA SAN BARTOLOMÉ
  • HORARIO APERTURA
Viernes, de 17:30h a 21h.
  • HORARIO MISA DE HERMANDAD
Viernes, a las...
CASA HERMANDAD

Viernes, de 19h a 21h